6/7/09




Te espero. Siempre te espero. Vos seguís con tu vida, y yo sigo esperándote. Y venís, es cierto, a veces venís. Porque vos podés venir cuando querés, yo, en cambio, sólo puedo estar para cuando vos vengas. No sé si te quiero, o si sólo quiero lo que quise, o si quiero no quererte, o si quiero no querer dejar de quererte y ya lo hice hace tiempo. Volvés y me provocás sentimientos únicos, de los cuales me cuesta desprenderme. Me hacen sufrir, pero de alguna manera también me dan vida, y no sé cómo hay que elegir. Creo que ya no sé quién sos, y me niego a aceptarlo. Y ya no sé quién soy cuando estoy con vos. Ojalá no hubieras vuelto, ojalá no así. Y sin embargo, ahora que estás, no puedo dejarte ir.


Y te digo: no es extraño que me mires tan extraño. Cada vez más diferentes, te escondes entre la gente y le pedís a Dios un golpe de suerte. Te olvidaste de tus adicciones y pensás vivir con condiciones.
No me obligues a pedirte que te alejes de mí si me ahogas con tanto amor de repente. Me notas rara y no es que ya no te quiera, pero cada amor tiene su tiempo y éste sólo duró un instante. Ese tonto, estúpido y absurdo momento en el que pensé que podías a llegar a cambiar por mi. No me escuches si te grito, dame aire, dame tiempos, y aunque te muerda la muñeca; nunca me sueltes la mano.



Uno pretende que sueñen con nosotros, queremos ser el único en la vida del otro, pero solo se puede aspirar a ser el elegido. Seducir tiene sus vueltas; a veces, el amor muere cuando damos nuestro amor por sentado, y renace cuando sienten que pueden perderlo. Nos preocupa mucho que no halla terceros dando vueltas, pero a veces, esos terceros, ayudan a la seducción, la encienden.
El mayor riesgo de un seductor, es caer seducido; ahí se vuelve torpe, predecible. El riesgo de un seducido, es su inseguridad, que puede llevarlo a cometer ciertas torpezas…
Uno no sabe por que ama, ni por que es amado.
Seducir tal ves sea simplemente ayudar un poquito a esa magia que ocurre, sin que sepamos bien como ocurre, ni porque.

1 comentario:

Patetica dijo...

Me encanta. No puedo decir más que eso. Tu primer texto sobre todo, me hizo acordar a mi ex. A lo que hacía conmigo :"Porque vos podés venir cuando querés, yo, en cambio, sólo puedo estar para cuando vos vengas. No sé si te quiero, o si sólo quiero lo que quise, o si quiero no quererte, o si quiero no querer dejar de quererte y ya lo hice hace tiempo."
Si te esta pasando eso ahora, te entiendo. Es horrible no saber que hacer porque ni siquiera sabes que sentis. Cualquier cosa estoy para ayudarte.
Espero que andes bien, cuidate.